Producción HAR con aditivos superplastificantes

Las facilidades que aporta la tecnología: aditivos superplastificantes
Por suerte, a día de hoy disponemos de herramientas y medios suficientes para elaborar HAR con cierta facilidad. Con la tecnología disponible hoy en día no hay que realizar grandes alardes para obtener 60 MPa de resistencia a compresión en un hormigón.

Dichas resistencias son obtenidas en hormigones diseñados con nuestros MasterGlenium a diario en una planta de prefabricado o en la obra civil, así que de manera análoga podremos obtener esos mismos hormigones para ejecutar un edificio de viviendas, de oficinas o servicios en general si así lo deseamos.

 

Torre Agbar de Barcelona

Aditivos superplastificantes

En general, este tipo de hormigones se suelen diseñar en consistencias líquidas o incluso autocompactantes, ya que es en ese estado en el que mejor se coloca un hormigón en obra. Y es en este punto donde es imprescindible la utilización de MasterGlenium.

Este producto es un superplastificante de última generación que permite una elevada reducción de agua y produce un importante aumento de consistencia, para que el hormigón sea más dócil y trabajable. Por tanto con MasterGlenium obtendremos hormigones de:

  • Baja relación a/c, alta resistencia
  • Elevada consistencia, perfecta trabajabilidad

MasterGlenium se dosifica, en general, entre un 0,6-2% sobre peso de cemento. Dicha dosificación depende de factores como

  • la consistencia y/o resistencia a obtener
  • condiciones ambientales
  • condiciones de trabajo: tiempos de desencofrado, tiempos de puesta en obra
  • materiales (áridos, cemento ...)

Ante estas condiciones aparentemente complejas siempre se puede contar con los expertos en aditivos de BASF, que sabrán dar la mejor solución a cada proyecto.

 

El cemento y los áridos

Realmente en muchas plantas se obtienen HAR con áridos y cementos de uso habitual en dichas plantas, ahora bien, si que utilizan un superplastificante como el anteriormente descrito. Como siempre, es deseable que los áridos empleados en su fabricación sean lo mejores posibles: con gravas de un bajo índice de desgaste de Los Ángeles y arenas lo más limpias posibles, alto equivalente de arena (EA); aunque es de sobra conocido que con algunas arenas esto no es posible por su alto contenido en finos y por su propia naturaleza, pero siempre es deseable. No obstante atendiendo a lo que exige la EHE-08 a este respecto debe ser suficiente.

Si queremos rebasar los 60 MPa de resistencia, entonces si se deberán estudiar caso por caso el diseño de los hormigones. Realizando una cuidadosa selección de los áridos y cemento a emplear. Además es recomendable el uso de sílice en alguna de sus formas: bien en polvo, bien en suspensión coloidal (nanosilice), facilitando esta última su aplicación por estar en forma líquida.

Soporte a proyectos

Guillermo Sánchez
Especificaciones
+34680647730
guillermo.s.sanchez@basf.com

Soporte técnico

Juan José Jurado
Jefe del Dpto. técnico
juan-jose.jurado-luzon@basf.com

 

Miembro asociado GBCE